Reportaje | De Canarias a Senegal
 
17/01/2015 | Reportaje | 14:35h.

 

De Canarias a Senegal…

Alexis Acosta / Iván Hernández Iván Hernández

Quien no ha soñado con ganarse la lotería alguna vez en la vida, pues la mayoría de nosotros supongo. Nuestro protagonista no fue el caso, pero sí que gano algo muy especial para todo aquel amante a esa aventura creada por Thierry Sabine, y en la que en diciembre de 1978 se disputara la primera edición, el Dakar, y que haciendo un poco de memoria, la historia de esta carrera mítica, donde el propio Sabine tras perderse en el desierto del Teneré, mientras disputaba el Rally Abidijan-Niza, apuntó estuvo de costarle la vida, motivo por el que quería devolverle al desierto lo que había significado para él esa experiencia, y se le ocurrió una carrera donde comenzara en el viejo continente europeo y acabara en África, aunque posteriormente las versiones fueran cambiantes el espíritu al que el francés quería acercarse, estaba ya logrado y consolidado, siendo hoy por hoy una de las pruebas automovilística con más repercusión de todo el mundo.

El desierto, y todos aquellos factores que formaban parte del raid - aventura, y que Thierry Sabían amaba tanto, creo que no le habían devuelto con creces en la misma medida todo lo que el francés había dado por ello, y es que si ya en el año 77, en Libia casi muere, ya la siguiente no lo contaría, nueve años más tarde en Mali, en el helicóptero que viajaba él y seis personas más era atrapado por una tormenta de arena, muriendo todos los tripulantes, y siendo nuevamente el desierto quien marcara su destino, atrapándolo definitivamente, pero como dice esa frase célebre.. the show must go on, y así se hizo, el espirito del Dakar afortunadamente no murió con él, sería su padre Gilbert quien tomaba las riendas del destino del raid, aunque según pasaban los años terminó por negociar los derecho y traspasarlos a la empresa Amaury Sport Organisation (A.S.O).

Un concurso un destino

En el año 1989, una empresa potente y relacionada con la venta de cigarros organiza un concurso donde tuviera como tema principal, dicha marca y el mundo de las carreras de coches, y es aquí, en donde nuestro avispado personaje, un aruquense llamado Alexis Acosta, que por aquel entonces contaba con 20 añitos, se pone manos a la obra durante toda esa temporada, realizando fotos a todo lo que guarde relación con esa marca de cigarros, con tan buena suerte que una de sus instantáneas es seleccionada por el jurado del concurso. La foto en cuestión se trataba de un Camel off Road , y el piloto era Santi Álvarez que por aquel año llevaba un Renault MaxiTurbo, la técnica utilizada por Alexis y fue su denominador común en muchas de las fotos a realizar durante esa temporada es realizar las exposiciones a baja velocidad, y le dio muy buen resultado siendo uno de los ocho ganadores que iría hasta el mítico Lago Rosa en Senegal, para ver la última etapa del París Dakar del año 90.

Rumbo Dakar

Una vez ya configurada la expedición Canaria por parte de la marca de cigarros, donde estaba compuesto por los ganadores del concurso, periodistas y responsables de la marca tabaquera en cuestión, visten a todo el personal con la vestimenta de su imagen corpórea, fletan un avión de pequeñas dimensiones y parte del Aeropuerto de Gran Canaria rumbo a Senegal, una vez tomado tierra toda la expedición, se desplazan hasta la mismísima llegada para ver culminar el raid más famoso del mundo.

Ese año los vencedores fueron en camiones Giorgio Villa, Edi Orioli con su Cagiva Elefant en motos y en coches, el espectacular Peugeot 405 T16 de Ari Vatanen y Bruno Berglund .Todo un apoteósico show donde Alexis se quedaba perplejo de cómo se vivía y él lo hizo en primera persona ese gran espíritu del Dakar, ya no solo con la culminación de la caravana de la carrera en ese lugar, sino también con el ambiente y la gran multitud de personas que aguardaban en todos los alrededores y en ese pasillo humano donde en su final se daba el banderazo de llegada.

Alexis Acosta:"Recuerdo como los niños se nos acercaban y nos vendían coches hechos con alambres, cajas de fósforos e incluso Rolex falsificado, donde más de uno de estos relojes vinieron para Gran Canaria"(añade unas risas).

Una vez ya todos los participantes habían llegado hasta el Lago Rosa, como buen aficionado, toca la sesión de retratos, y ahí que iba nuestro protagonista a intentar esa foto con el ganador de esa edición en el apartado de coches, y lo consiguió, su foto correspondiente con Ari Vatanen, y como anécdota, volvió a reencontrarse con él años después donde con motivo de la Carrera de Campeones que se celebraba en Gran Canaria, se le acercaba y le mostraba la foto para que se la firmara, poniendo ahí el punto y final a su aventura dakariana .

En cuanto a Alexis Acosta nunca olvidará esa aventura que le brindaron en un concurso fotográfico y gracias a una marca de cigarros. En cuanto al evento, pues ya muchos sabemos la forzada emigración que tuvo que padecer del punto de su creación hacia Sudamérica por cuestiones de seguridad, pero quizás y muchos de nosotros, otros no, esperamos que vuelva al punto de partida y se reencuentre con su verdadero espíritu, África.

*Galería fotográfica | Alexis Acosta.

47100001 47100002 47100005
47100006 47100011 47100014
47100015 47100016 47100019
47100021 47100024 47100025
47100026 47100027 47100028
47100032 47100034 47100037
47100041 47100043 47100045
47100052    


 
solofotosmotor.com Copyright 2014